Vargas Llosa: “Me siento muy honrado y comprometido con la Universidad Andrés Bello”

April 13, 2011

Con la presencia de importantes autoridades académicas, civiles, políticas y culturales este 12 de abril, el Premio Nobel de Literatura fue investido con el grado Doctor Honoris Causa de la U. Andrés Bello. El escritor habló de política y contingencia en su discurso denominado Cultura y Poder y dijo sentise “comprometido” con nuestra universidad.

“Muchas gracias. Me siento muy honrado y comprometido con la Universidad Andrés Bello. Haré todo lo que esté a mi alcance para no defraudarlos”. Con estas palabras el escritor peruano y Premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa, recibió este martes el prestigioso título Doctor Honoris Causa de la Universidad Andrés Bello. En una solemne ceremonia realizada a las 18.30 horas en el campus Casona de Las Condes, y encabezada por el Rector de nuestra Casa de Estudios, Pedro Uribe, el autor de La Ciudad y los Perros hizo gala de sus dotes como gran narrador y ofreció un crítico discurso de incorporación denominado “Cultura y Poder”.

El importante título le fue entregado por su padrino en la ceremonia, Alfredo Matus Olivier, Presidente del Instituto de Chile y Director de la Academia de la Lengua, y por el propio Rector de la Universidad Andrés Bello. Entre los importantes invitados que presenciaron la envestidura se contaron el ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke, el Intendente de Santiago, Fernando Echeverría y toda la plana docente de nuestra Casa de Estudios.


En su discurso Vargas Llosa hizo una crítica directa a la política latinoamericana señalando que “en muchos lugares ésta se ha vuelto sucia y vil”. Agregó que: “el desprestigio de la política en estos días no conoce fronteras y no sólo afecta al Perú. El desgaste de la democracia se refleja en el desinterés electoral”. En ese sentido culpó de ello en gran medida a la corrupción y a la frivolidad que día a día promueven en la sociedad los medios de comunicación. “El periodismo ha contribuído a despojar de repetabilidad a la política. La frivolidad y la chismografìa barata ha contribuído a que lo que se conoce de la política es lo peor que ella puede exhibir”, afirmó.

En cuanto a las declaraciones del candidato presidencial peruano, Ollanta Humala, quien expresó que Chile debe pedirle disculpas al Perú por la Guerra del Pacífico y por casos de espionaje, Vargas Llosa reflexionó: “Al Perú le conviene mantener una política de amistad, acercamiento, paz, colaboración y de comercio con todos los países vecinos, desde luego con Chile”.

Respecto de su voto en el balotaje peruano el escritor se mostró cauto y no reveló si apoyará a Humala o a Keiko Fujimori. Sin embargo en declaraciones a la prensa afirmó que por la hija del ex dictador peruano no votaría y que está a la espera de la evolución del candidato nacionalista.

El galardón que la UNAB le entrega al creador de Pantaleón y las Visitadoras, se suma a la larga lista de prestigiosas instituciones que también lo han distinguido. Entre las que se cuenta a las Universidades de Yale, Ben Gurión Ber-Sheeva de Israel, Harvard, San Marcos de Lima, Oxford, la Europea de Madrid y La Sorbona de París, por mencionar sólo algunas. Anteriormente Vargas Llosa ha recibido importantes galardones como el Premio Cervantes, el Premio Planeta de Novelas y Premio Príncipe de Asturias de las Letras.

El grado Honoris Causa lo entrega la Universidad Andrés Bello principalmente a personajes que se han destacado en ciertos ámbitos del conocimiento o de su quehacer profesional, contribuyendo con su labor al avance de la humanidad.

El escritor peruano, de 75 años, es el decimotercero en recibir el grado Doctor Honoris Causa de la Universidad Andrés Bello, máxima distinción académica que han recibido Claus Roxin (2009), Marcela Contreras (2009), Enrique Valentín Iglesias García (2008), Woodie Flowers (2007), Cristina Gallardo-Dômas (2007), Álvaro Uribe (2006), José María Aznar (2006), Alfred Sommer (2006), Máximo Pacheco (2004), Otto Kernberg (2003), Per-Ingvar Branemark (2002) y Gonzalo Rojas (1998).