Claus Roxin dictó Clase Magistral en Campus Bellavista

September 23, 2009

En la oportunidad repasó dos de sus aportes más relevantes al Derecho Penal Moderno, invitado por la Facultad de Derecho de la Universidad Andrés Bello, donde será investido como Doctor Honoris Causa.

Claus Roxin en la UNAB

Claus Roxin en la UNAB

Un auditorio lleno esperaba ansioso la primera exposición que el jurista alemán Claus Roxin daría en el marco de su visita a nuestra universidad. En un claro castellano, relató el surgimiento de una de sus teorías más célebres: La autoría mediata, ante la atenta mirada de abogados, docentes y estudiantes.

“Es el penalista más importante e influyente del planeta (…) su visita es un estímulo para esta Facultad, para seguir trabajando, para motivar a nuestros alumnos y profesores”, destacó Gonzalo Cordero, Decano de la Facultad de Derecho, quien fue el encargado de presentar al ilustre invitado que este jueves recibirá el Grado de Doctor Honoris Causa en el Campus Viña del Mar de esta Casa de Estudios. 

Cabe destacar que los aportes de Roxin han influido considerablemente en la jurisprudencia de las cortes supremas de la mayor parte del mundo, así como del Tribunal Penal Internacional, todos los cuales han fallado en múltiples ocasiones recogiendo expresamente sus doctrinas.

Discurso del penalista alemán.
Discurso del penalista alemán.

En la conferencia titulada “El dominio de la organización como forma independiente de autoría mediata”, Roxin describió una serie de ejemplos ocurridos en el mundo, en los que se ha aplicado esta construcción legal, siendo uno de los más conocidos a nivel Latinoamericano, el juicio del ex presidente Alberto Fujimori.

“La autoría mediata se basa en la tesis de que en una organización delictiva, los que están detrás de ella y que ordenan la comisión de delitos teniendo un poder o tono de dar órdenes, también podrían ser hechos responsables como autores mediatos aún cuando los ejecutores directos puedan ser penados igualmente como autores plenamente responsables”. En el lenguaje coloquial alemán se designa a estos maquinadores como autores de escritorio. Mi idea consistía en volcar este concepto cotidiano en una categoría precisa de la dogmática jurídica”, explicó Roxin.

La aplicación de esta teoría, que comenzó a ser desarrollada por el jurista alemán en el año 1963, sin duda dio un giro al sistema penal en el mundo, y ha marcado un hito especialmente en los procesos llevados a cabo tras las dictaduras.

“La influencia internacional que esta construcción especial de la autoría mediata ha alcanzado en las últimas décadas se debe a que las democracias reinstauradas tras la caída de las dictaduras, están tratando cada vez más de superar los crímenes de los regímenes anteriores mediante procesos respetuosos de los principios del estado de derecho con los cuales se ha de responder plenamente a los anteriores detentadores del poder. Creo que eso constituye un desarrollo digno de aplauso, porque pone a la vista de los poderosos, de una manera que ojalá sea suficientemente preventiva, los riesgos que involucra el abuso del poder”, dijo.

Durante la tarde, Roxin sostuvo un encuentro con alumnos, frente a los cuales se refirió al Dolo Eventual, otro de sus más destacados aportes, en el marco de un nuevo Ciclo de Conferencias organizado por la Facultad de Derecho.